Adjuntar un archivo

En los mensajes de correo electrónico que enviemos podemos insertar o adjuntar cualquier documento o archivo, ya sea una imagen, un texto o un sonido, bien directamente en el cuerpo del mensaje o como un archivo adjunto (Se puede adjuntar un archivo de cualquier tipo, pero insertar sólo podemos hacerlo con texto, imagen, líneas o hipervínculos).

La diferencia está en que si lo insertamos directamente nos aparece en el cuerpo del mensaje, y si lo adjuntamos como archivo (del tipo que sea) no se ve directamente en el mensaje, sino que hay que abrirlo con el programa correspondiente para verlo (Procesador de texto, editor de imágenes, ...)

Puede adjuntar un archivo que se encuentre en el disco duro, en un disquete o en una unidad de red. Los destinatarios puede abrir el archivo adjunto, guardarlo, verlo o imprimirlo. Si cambia el archivo adjunto después de enviarlo, los destinatarios no verán los cambios.